Fondo de armario

Ella me dice que me necesita en su vida, que no se imagina sin mí, y yo me acuerdo de la chica de labios rojos de la tarde anterior. La que me devolvió un boli que se me había caído en clase. Y me pregunto si al mirar hacia abajo se dio cuenta de que siempre llevo los mismos pantalones.

Entonces me da la risa, y tras un falso "tú también me gustas mucho" ya no sé qué es lo más ridículo de todo esto.

4 comentarios:

Felina dijo...

En mi opinión, vivir al margen de lo que uno realmente quiere es mentirse a sí mismo y además ser un cobarde.
Nadie se merece eso, ni el que lo sueña ni el sueño mismo.

Ahora, después de mi tajante punto de vista... Dime, ¿por qué borraste las anteriores entradas?

Tenía esperanza de volverlas a releer!

Ellie Irabú dijo...

Jaja yo me fijo mucho en los pantalones de la gente.. solo en los pantalones.. no pants, no shorts, no faldas ni mallones.. en los pantalones y mi madre siempre que me descubre haciéndolo me regaña... hum... no se ... solo lo recortdé leyendo. ¿que es lo más ridículo de todo eso? Muy buena pregunta... "esretórica" dice alguien.
Saluditos.

Raskolnikov dijo...

Felina: porque ya no me gustaban, me aburría, no encajaba con lo que había escrito antes, no sé. Porque es necesario renovarse y llamar la atención de vez en cuando, supongo : p

Creo que una amiga lo tenía todo guardado, si quieres volver a leerlo puedo preguntarle.


Ellie: ¿qué carajo quieres decir con eso de la retórica? : D

Nina dijo...

Oh si! Me encantaría de veras!↲
Más de una vez he apartado obras mías o las he destruido con la finalidad de no caer una y otra vez en lo mismo, creyendo que así que cada sentimiento que evocó mis palabras podría, quizá, reinventarse. :)