Lluvia

Se tapa la cara, está llorando. Quiere desaparecer, nadar en la nada.
Ella le pregunta qué le ocurre.
Nada, dice. Lo de siempre.
¿Puedo hacer algo?
No, no puedes.
¿Alguien puede?
No.
¿Nadie?
Nadie.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, mi nombre es Nadie. Ok, yo puedo hacer algo por él. La pregunta es: ¿qué?

Raskolnikov dijo...

Eso no lo sabe nadie, : p

Anónimo dijo...

Claro, por eso lo pregunta.

Raskolnikov dijo...

Hablaba de nadie con N minúscula.

En cualquier caso, si puedes supongo que deberías averiguarlo tú; yo no tengo ni idea.

Anónimo dijo...

No, yo no puedo, Nadie sí. Yo me llamo Alguien. Encantado/a.

Y dile que no llore tanto, que me va a hacer ponerme con tópicos del estilo de "que no va a poder ver las estrellas", y me da a mí que así no vamos a conseguir nada...

DementiaPraecox dijo...

Eres hermoso. Desprendes un olor a renuncia, un algo absoluto. Tus letras se adivinan en blanco y negro, tú te me preludias desnudo en cada una de tus palabras. Y eres hermoso.

Cómo diría un viejo amigo de los dos: "Todas las decadencias existen para sostenerme". Consigo el desapego de las apariencias y me sostengo en la decadencia de la desnudéz de tus palabras.

Y otras veces te "odio", porque sabes llorar bajo la lluvia y a mi me da miedo.

Raskolnikov dijo...

...

No.